Con las grandes pérdidas por catástrofes naturales que afectaron a la industria en 2017 como telón de fondo, el reaseguro en Argentina se está adaptando a las nuevas reglas de juego surgidas tras la implementación de la Resolución Nº 40.422/17 del órgano de control.

El reaseguro en Argentina atraviesa un momento de cambios y definiciones. La aceleración de la apertura del mercado está re configurando el panel de reaseguradores locales. El Plan de Reconversión es una de las vías para que estas rease guradoras salgan del nego cio. Para el resto de las loca les y para las admitidas que da un escenario de mayor competencia con una reserva que se ha pagado. Es cierto que la mejora de los tipos de interés puede acelerar este plazo, pero algunas compañí as pueden tardar más de 2 o 3 años en recuperar estas pérdi das. Por lo tanto los mercados emergentes seguiremos sien do el principal motor del crecimiento y se espera que las primas aumenten entre un 6% y un 7% en términos reales ca da año durante los próximos dos años, se espera que las de mercado de 40% a partir de julio de 2018 para las locales que se reduce a 25% a partir julio de 2019. Sin embargo, estas últimas denuncian que no existe igualdad de condi ciones con las Admitidas porque soportan una carga impositiva superior al 40% mien tras que para las admitidas no llega al 5%.

De estos temas, y de la situación del rea seguro internacional, dialogamos con Hora cio Cavallero, Gerente General de Punto Sur Re y Presidente de la Cámara Argentina de Reaseguradores (CAR); Alberto Daniel Mon tepagano, Director Comercial de Asegura dores Argentinos Compañía de Reaseguros; Jesús Oscar Prieto, Gerente General de Rea seguradores Argentinos (las tres Locales); y con Mariano Canale, Technical Director de Markel International Insurance Company (Admitida).

El Reaseguro en el Mundo

El año pasado, el reaseguro fue golpea do por fuertes pérdidas originadas en ca tástrofes naturales. De todos modos, el im pacto en los precios fue moderado por la gran abundancia de capacidad.

Al respecto, Cavallero relató: “La indus tria fue afectada por USD 144 mil millones en pérdidas por los desastres naturales del año 2017. No obstante, las calificadoras de riesgo insisten en que los niveles de capita les tan fuertes que tiene el mercado en su conjunto, los formatos de coberturas a tra vés del capital alternativo y las bajas tasas de interés que perduran en el tiempo, están conduciendo a pobres resultados en el re torno de sus inversiones.

La conciencia de pérdida aumenta la búsqueda de cobertura, por lo que la competencia sigue siendo muy fuerte y las ta sas finalmente no logran despegar de los pisos tan bajos con los que operan los mer cados catastróficos. Las reducciones de re servas también están disminuyendo y es poco probable que puedan respaldar los in gresos en la medida en que lo han hecho en los últimos años”.

Sobre el mismo tema, Prieto comentó: “El contexto internacional está marcado por las grandes catástrofes naturales registradas en la segunda mitad de 2017, los huracanes Harvey, Irma, María, además de los terremo tos en México, junto a los incendios foresta les en California, generaron pérdidas signifi cativas para el mercado de reaseguros.

Los huracanes y la secuencia de terre motos en México y los desastres originados por incendios forestales causaron pérdidas aseguradas por un monto (los USD 144 mil millones ya mencionados) que representó la cifra más alta jamás registrada en un solo año, según un análisis de la reaseguradora suiza Swiss Re. Solo en los primeros tres meses del presente año, Estados Unidos re portó tres desastres climáticos con pérdi das superiores a los USD 1.000 millones ca da uno. Entre estos desastres están la tor menta severa en el sureste y dos tormentas invernales que azotaron el centro y este del país. Hubo terremotos en Perú, México (Ja lisco), Taiwán y Afganistán.

Estos resultados prevén pérdidas de ca pital para las reaseguradoras internaciona les, que producirán un cambio en la renta bilidad media y afectará en los próximos años su patrimonio neto.

Según AM Best, se necesitarán aproximadamente 5 trimestres para recuperarlo

tasas se ajusten en la mayoría de las líneas de negocio de Daños, según establece el in forme de la calificadora”.

Después, Canale puntualizó: “El año pasa do fue atípico para el reaseguro consideran do el número de catástrofes devastadoras que han afectado diferentes regiones a lo lar go del planeta, huracanes, terremotos, sequí as, incendios, etc. Nuestra región (Latinoa mérica y el Caribe) se ha visto seriamente afectada. Si bien hubo incrementos en tasas y adecuaciones en capacidades, aun no se encuentran en un nivel acorde al capital per dido. Aunque hubo importantes incrementos, se entiende que no se puede exigir de un año a otro recuperar las perdidas arrastradas por años de mercado blando y en un mundo don de aún hay excedente de capital”.

A su turno, Montepagano afirmó: “El re aseguro internacional ha sufrido un impac to severo, que se reconoce como cíclico; y si bien se muestran pérdidas cuantiosas, la mayor preocupación se concentra en la fal ta de crecimiento de los negocios. No se re gistra falta de capacidad, al menos para Ar gentina que se considera un país no catas trófico (aunque es relativo), y las condicio nes y tarifas no están experimentando las pronosticadas alzas. El mercado argentino encuentra oferta y no está dispuesto a con tribuir en pérdidas que hayan sufrido en otras latitudes”.

El Negocio Local

Acerca de la marcha del reaseguro argen tino, Cavallero señaló: “El mercado se adapta rápidamente a los cambios de normativas y formas de operación. El acceso al mercado de reaseguros internacionales por parte de las compañías de seguros es un hecho muy positivo y podrán convivir con el mercado de re aseguros local. Las estrate gias y objetivos de formación de cada compañía son muy heterogéneos, como su per manencia en el mercado”.

Luego, Prieto aclaró: “Des de su inicio, el reaseguro local ha dado capacidad a todo el mercado asegurador argenti no, con el apoyo de las retro cesiones del mercado internatratos que superen este monto pueden reasegurarse con admitidas en su totalidad.

Las aseguradoras que efec túan operaciones de reaseguro activo por hasta el diez por ciento (10%) del total de las primas de seguros directos, deben realizar sus operaciones de retrocesión con rease guradoras locales.

Ahora bien, ¿este nuevo marco regulatorio trajo bene ficios para las cedentes y loscional. Asimismo generó nuevos puestos de trabajo y capacitación a su personal. Proba blemente en el curso de los próximos meses el número de operadores se vea reducido da do que es posible que algunos no integren los nuevos capitales mínimos, se fusionen o se adhieran al Plan de Reconversión.

La carga impositiva que padece el sec tor, que no permite el crecimiento y la inver sión en iguales condiciones entre todos los reaseguradores sobre todo con los admiti dos, es una cuestión básica a ser resuelta.

El desafío es crecer, lograr estabilidad de resultados y aumentar la capacidad de retención, buscando un equilibrio entre las protecciones de retrocesión y el capital ex puesto. Los que quieran desarrollar sus ca pacidades reaseguradoras deberán salir a competir en otros mercados, inclusive los latinoamericanos”.

Por su parte, Montepagano expuso: “El reaseguro argentino sigue funcionando, so bre todo en un segmento por el cual el rea seguro internacional no muestra gran inte rés y acota sus soluciones.

La problemática que hoy nos acosa es resultar competitivos ante los mercados ad mitidos, particularmente considerando el desequilibrio impositivo ya planteado ante las autoridades para que consideren su co rrección. Hay un desbalance en el cómputo del IVA crédito por importación de servicios que impacta financieramente sobre nues tros resultados”.

Más adelante, desde el punto de vista del reasegurador admitido, Canale remarcó: “Ar gentina es uno de los mercados con mayor experiencia en la región en materia de rease guro. Existen excelentes compañías asegu radoras de capitales locales que necesitan del apoyo del mercado de reaseguro interna cional lo cual vuelve a nuestro mercado muy interesante. La tendencia del sector es de crecimiento sostenido acompañando el del país. No obstante, se está dando mayormen te en líneas de negocio tradicionales y es

muy importante que también se dé en mate ria de cantidad de asegurados. Creo que el mercado va en esta dirección, la del creci miento de penetración y la de modernización y creación de nuevos productos”.

Tecnología y Nuevos Productos

Justamente,  sobre  este  punto,  Canale enfatizó que el reaseguro debe estar atento a los nuevos productos que surgen y enten der las necesidades de las industrias según el avance tecnológico: “Es de vital impor tancia modernizar viejos productos así co mo crear nuevos que cubran las necesida des de las nuevas generaciones de consu midores que están altamente ligados con el uso de tecnologías que hace unas pocas décadas parecían ideas futuristas, pero que hoy existen, como por ejemplo los vehícu los autónomos o coberturas de riesgos ci bernéticos. Y los capitales del reaseguro cumplen una función primordial para el de sarrollo de nuevos productos y mercados. Básicamente porque actúan como partners de nuevos emprendimientos dando soporte no solo económico, sino también técnico”.

Los Cambios de la Resolución Nº 40.422 La Resolución SSN Nº 40.422, del 3 de mayo de 2017, impulsó algunos cambios que flexibilizaron las posibilidades para reasegu rar en el mercado internacional. Entre otras disposiciones, elevó los capitales mínimos para operar, estableció el Plan de Reconver sión, y que las aseguradoras pueden realizar operaciones de reaseguro pasivo con las ad mitidas por hasta un máximo de 50% de sus primas cedidas por contrato (para los contra tos con vigencia a partir del 1º de julio de 2017), porcentaje que se eleva al 60% para los contratos a partir del 1º de julio de 2018,y al 75% a partir del 1º de julio de 2019.

Para los facultativos, la norma determinó que se puede reasegurar con las admitidas en aquellos contratos con sumas iguales o superiores a los USD 35 millones. Los conasegurados?

Cavallero respondió: “En esta etapa del mercado los beneficios son marginales. Hay un mayor dinamismo en la colocación, pero siendo que cada negocio y contrato convi ven con las dos estructuras de reaseguros, algunas compañías aún no han cambiado su forma de operar, evitando mayores cos tos administrativos (sobre todo las rease guradoras cautivas)”.

En sintonía, Montepagano admitió que los beneficios son pocos: “Contractualmente los márgenes que aplicamos los reasegura dores locales son modestos y cercanos al costo mismo que implica administrar esos negocios, distinto a lo que sucediera cuando se implementó este sistema obligatoriamen te para el 100% de los casos. Desde el punto de vista de las Cedentes, siempre es una ventaja contar con un reasegurador de resi dencia permanente al cual puede recurrir en el momento que precise, ya sea por cobertu ras o siniestros. La relación es más estrecha, y sobre todo contribuye al espectro de com pañías medianas y chicas. En lo que respecta a los asegurados, la gran mayoría no se ve afectada por el reaseguro, hay que tener en cuenta que la utilización de coaseguro y rea seguro local hace que solo lleguen a rease guro las cuentas facultativas más grandes y esto un pequeño porcentaje del mercado. En cierta forma, las más beneficiadas resultaron ser las compañías internacionales por el efecto de manejar el negocio intragrupo”.

Sobre el mismo tema, Prieto opinó: “Es muy reciente el cambio producido por la Superintendencia con esta apertura de mercado. El desarrollo de un mercado rea segurador no se produce en 5 años como se quiso presentar. Estos procesos de inver sión y desinversión de los últimos años ge neran desconfianza en los capitales extran jeros y nacionales. En esta etapa no se ha producido gran cambio de nuevos reasegu radores pues los participantes actuales del mercado son los mismos que operaban a lafecha, algunos con un rol diferente dejaron de ser retrocesionarios para ser reasegura dores. Pero sí observamos una mayor re tención de las reaseguradoras nacionales pues a medida que van conociendo los ries gos y el resultado de sus carteras el temor inicial a tomar mayor retención se disipa”.

El Plan de Reconversión

Han sido cinco las reaseguradoras loca les que han optado por adherir al Plan de Reconversión:

Compañía Reaseguradora del Sur S.A.

Latin American Re S.A.

Intégrity Reaseguros Argentina S.A

NRE Compañía de Reaseguros S.A.

Nova Re Compañía Argentina de Rease guros S.A.(absorbida por Reunión Re)

De acuerdo al testimonio de los operado res, su salida no produjo trastornos en el sistema. Y lo ven como una respuesta lógica al cambio en las reglas de juego (uno más). Es más, arriesgan que otra entidad podría su marse a la lista de los que dejan de operar.

“No han habido grandes inconvenientes en las reconversiones, aunque ha pasado poco tiempo y, de hecho, son pocas las que se han retirado sentenció Montepagano. Por otra parte, muchas de las hoy inscriptas localmente funcionan casi como cautivas de alguna Matriz, lo cual disminuye cual quier efecto nocivo. A la larga y con una me nor reserva de mercado y las exigencias de capital podrían verificarse otras bajas, más por absorción del propio grupo que en el caso de las independientes”.

En la misma línea, Prieto dijo: “Era previ sible la concentración de las reasegurado ras locales ya que el mercado Argentino no ha tenido crecimiento para albergar tantas empresas. La reconversión ha producido un traslado de los reaseguros a las demás rea seguradores que compiten en el mercado o a las reaseguradoras admitidas. Segura mente la adecuación de los capitales exigi dos por la Superintendencia en etapas pos teriores hasta cumplimentar los $ 350 mi llones producirá que en cada reasegurado ra local se analice su continuidad o su posi bilidad de reconversión.

Con respecto a las Aseguradoras en su gran mayoría eran accionistas de las reasegu radoras locales, por lo tanto están negociando y controlando el Run Off con las reasegurado ras admitidas que cubrieron la retrocesión”.

A esto, Cavallero añadió: “No hay efectos colaterales por aquellas compañías que de cidieron no continuar. El proceso es muy complejo, porque las autoridades exigen prácticamente un cut off completo de sus

carteras y de todos los años de operación, que extiende los plazos de extinción e impli ca mayores costos en su administración”.

La contra cara consiste en determinar si el mercado reasegurador local es sostenible con una reserva de mercado de 25% (en 2019).

Para Prieto, será una etapa difícil para el reaseguro local y sus inversionistas: “Con un alto grado de concentración, las limita ción de suscribir inversiones como Lebac, y los elevados impuestos a cargo de las Rea seguradoras Locales (IVA, Ingresos Brutos, etc.) configuran un escenario muy distinto de aquel reservado para el mercado inter nacional. Y los factores macroeconómicos podrían seguir ejerciendo presión sobre la adecuación general de las ganancias del mercado Asegurador – Reasegurador. Co mo se ve, hay factores que no ayudan a un mercado sostenible. Se deberá tener más creatividad comercial, desarrollar nuevas coberturas, hacer mejores productos y a medida. Será muy importante innovar ante riesgos intangibles (como los cyber ries gos), los riesgos meteorológicos, riesgos sobre el hogar, nuevas responsabilidades institucionales y Cauciones. Quien esté de sarrollando estas posibilidades para las Aseguradoras estará mejor ubicado en el mercado. En nuestro caso, RASA (con una experiencia de 26 años incluyendo el Pool Nacional de Reaseguros) continuará en el mercado gracias a nuestra experiencia en las diferentes etapas de mercado abierto y cerrado en nuestro país”.

En el mismo sentido, Montepagano re saltó que si bien no será una tarea sencilla, en general las Reaseguradoras Locales “po seen estructuras pequeñas, y los costos se pueden controlar mediante buenos siste mas y administración eficiente”.

De todas formas, reconoció: “Siempre pensamos en alguna proyección regional que permita ampliar nuestro ámbito de ac tuación. Es el desafío que nos plantea la co yuntura para el mediano plazo.

En lo inmediato y con los niveles de capi tal requeridos, nuestra estrategia apuntará a incrementar nuestra retención neta de riesgos, mostrándonos como una opción competitiva a los operadores internaciona les, incluso con la ventaja de poder trabajar riesgos en moneda local (modalidad que no todos aceptan y evita la exposición cambia ria). El planeamiento debe hacerse como si no existiera la reserva de mercado, que en sí misma es pequeña”.

Además, destacó: “Los reaseguradores lo cales se nutren del mismo conocimiento y pro fesionalismo que puede encontrarse en el

mercado internacional. En general somos gen te que se ha dedicado siempre al reaseguro, por lo cual entendemos la problemática de las compañías argentinas y podemos brindar so luciones acordes a las necesidades de nues tros clientes. Nos queda mucho camino por re correr y pretendemos ser una buena alternati va al momento de elegir un socio comercial”.

Por su parte, Canale manifestó: “Si mira mos a nuestros vecinos Brasileros, salvan do las diferencias de tamaños de mercado, se podría decir que el mercado local es via ble. Tanto Brasil como Argentina están yen do hacia un camino de reducción de cuota de mercado de capitales locales adecuán dose a los estándares internacionales don de el reaseguro es generalmente interna cional ya que por su propia naturaleza es necesario la diversificación del riesgo para obtener una operación exitosa”.

Sobre esta cuestión, Cavallero acotó: “La reserva de mercado es una referencia. Se pueden pensar formas de operación que beneficien a las compañías de seguros, donde encuentre de una manera técnica, rápida y a buen costo coberturas propias de nuestros mercados, que tal vez no sean atractivas para el mercado de compañías admitidas, por las primas mínimas que ellos manejan. Es un tiempo para reinven tarse, nutrirse de lo que está ocurriendo en otros mercados y bloques económicos”.

Seguidamente, Prieto retomó la palabra para declarar: “Hay que valorar la inversión de capital que realizaron los accionistas ar gentinos de las reaseguradoras locales. Es to no se ha valorizado completamente aún. Y no solo la inversión en dinero, sino tam bién la capacitación del personal y el desa rrollo del conocimiento sobre el reaseguro en la plaza local. Y todo esto en un mercado que no crece en cuanto a la cantidad de riesgos. Es un mercado pequeño. Por lo tan to, no tengo dudas que la decisión de inver tir para llegar a los $ 350 millones de capi tal mínimo y continuar en el negocio será estudiada en detalle”.

La CAR

La Cámara Argentina de Reaseguradores sigue funcionando plenamente a pesar de la salida de algunos miembros. Así lo confir mó su Presidente, Cavallero: “La Cámara continúa en pleno funcionamiento y partici pa activamente de los cambios que se vie nen produciendo en el mercado. Estamos siempre dispuestos al diálogo y la coopera ción con todos los players del mercado, in cluidas las autoridades de control”. ■